¿QUÉ ES EL VINYASA YOGA?

Vinyāsa (विन्यास): Movimiento, acción de colocar, posición de extremidades, actitud.

La palabra Vinyāsa se divide en vi-nyāsa. El prefijo vi denota “de una manera especial” y el verbo nyāsa se refiere a la “acción ritual en diferentes partes del cuerpo”.

Conocemos esta modalidad de yoga gracias al maestro indio Tirumalai Krishnamacharya, 18 de noviembre de 1888 – 28 de febrero de 1989. El cual aprendió de su maestro Sri Ramamohan Brahmachari durante 7 años en el monte Himalaya, donde aprendió de su maestro todo tipo de aspectos terapéuticos relacionados con el yoga. En la tradición India, el conocimiento es transmitido de maestro a discípulo, T. Krishnamacharya transmitió el conocimiento que había recibido a sus discípulos ahora mundialmente conocidos en el yoga como B.K.S Iyengar, su hijo T.K.V Desikachar, K. Pattabhi Jois, Srivatsa Ramaswami, AG Mohan e Indra Debí entre ellos. A cada uno le enseñó aspectos diferentes del yoga dependiendo de sus necesidades y capacidades.

Actualmente se define como la sincronización de los movimientos y la respiración. Es un yoga dinámico en el que las asanas (posturas) se enlazan mediante movimientos de diferentes partes del cuerpo. Pero en el vinyasa yoga a parte de los movimientos y respiraciones también se tiene en cuenta los bandhas (cierre energéticos) y drishti (punto fijo de la mirada). 

Una práctica de vinyasa yoga siempre está relacionada con la elaboración de posturas, de más sencillas a más complicadas, dependiendo de las capacidades de cada alumno. Siempre en una postura vamos a encontrar variaciones y modificaciones para llegar al mismo fin, la relajación en la postura. Si es verdad que durante una clase se nos puede incrementar el ritmo cardíaco y respiratorio, y puede afectar a nuestra relajación, pero solo a base de práctica las posturas saldrán mucho más sueltas y relajadas, pudiendo controlar el ritmo cardíaco y respiratorio, llegando este último por hacer entre una o dos respiraciones profundas por postura.

En Yoga Roses cada clase de vinyasa es especial y diferente a las otras. Según la temática a desarrollar ese día y según la energía del día y de la clase, nos podemos encontrar clases dedicadas a la apertura de pecho, apertura de caderas, trabajo de piernas, mejora en la respiración, desarrollo en los chakras, fuerza, equilibrio etc.. Siempre manteniendo la línea clásica del vinyasa yoga. La práctica en sí misma fortalece, relaja, purifica y mejora el estado físico del cuerpo al igual que calma nuestro estado mental. Notarás una mejora justo al salir de la clase. Recomendable para personas con buena salud y que quieran ganar vitalidad y energía. 

Te animamos a que pruebes esta modalidad de yoga.  Recuerda reservar tu plaza con antelación.

¡Nos vemos en la esterilla!